Mutismo selectivo

Mutismo selectivo

El mutismo selectivo se puede definir como la dificultad que presentan algunos niños para comunicarse verbalmente en situaciones poco familiares o con personas poco conocidas. Los niños que presentan este problema tienen un desarrollo lingüístico adecuado a su edad y nivel de escolarización. Este hecho se puede observar en la comunicación con personas conocidas como la familia o los amigos, donde no presentan ningún tipo de dificultad.

El origen del mutismo selectivo está relacionado con un problema de ansiedad. Los chicos que lo sufren se ponen extremadamente nerviosos a la hora de hablar en situaciones poco familiares y en consecuencia ocurre un bloqueo o inhibición del habla.

Esta dificultad, además, puede interferir negativamente en otros aspectos del desarrollo adaptativo del menor a su entorno, como el rendimiento escolar, la calidad de las relaciones sociales, el desarrollo afectivo-emocional, etc., resultando necesario el tratamiento psicológico, ya que, en raras ocasiones, esta dificultad remite de manera espontánea.

Desde el entorno familiar, podemos poner en marcha una serie de recomendaciones para mejorar la situación de estos chicos e ir eliminando los factores que hacen que el problema del mutismo se mantenga:

  • Ser comprensivos con ellos. Tratar de hacerles ver que entendemos su problema y que tienen todo nuestro apoyo para ir mejorando poco a poco la situación.
  • No se debe señalar el problema o hacer bromas de él “este niño no habla nada” “se le ha comido la lengua un gato”, esto sólo incrementará el nivel de ansiedad del niño y en consecuencia el problema empeorará.
  • No amenazarle con castigarle si no habla.
  • No compararlos con otros hermanos o compañeros.
  • Hablar con los profesores del colegio para que entiendan el problema del niño y pongan en marcha estrategias en el ámbito educativo que mejoren su situación.
  • Hacer planes que impliquen a varias personas con las que niño socialice bien.
  • Tratar de no hablar por el niño. Esto sólo mantendrá el problema, ya que el mensaje que le estaremos dando es que no pasa nada porque no hable, pues sus padres estarán ahí para hacerlo por él.

 

Si necesitas más información, no dudes en contactar con nuestro centro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *