Pautas para la incorporación de nuevos alimentos

Pautas para la incorporación de nuevos alimentos

La incorporación de nuevos alimentos a la dieta de los niños puede ser un asunto altamente delicado. Es frecuente que los niños muestren un rechazo a probar y comer alimentos que se salen de su rutina, sin embargo, cuando la negativa es rotunda y se aprecia un malestar significativo en el niño, el momento de la comida puede resultar muy desagradable tanto para niños como para padres.  A continuación os dejamos algunas recomendaciones para facilitar la aceptación de nuevos alimentos, así como asegurar que la dieta de los niños sea saludable y equilibrada.

  • Dar ejemplo con la alimentación. Los niños deben ver que sus padres tienen una alimentación saludable y variada y que son capaces de probar nuevos alimentos sin causarle asco o rechazo.
  • Si la comida no les gusta, no ofrecerle otra alternativa.
  • No regañar ni castigar si no comen, así evitaremos que los niños asocien el momento de la comida o los alimentos en sí con una consecuencia estresante o desagradable para ellos, lo que hará que rechacen aún más los alimentos.
  • Ser muy pacientes y probar a presentar los alimentos que los niños no comen varias veces. Diversos estudios apuntan a que para que el niño acepte el nuevo alimento, éste debe presentarse entre 5 y 15 veces.
  • Emplear el refuerzo positivo cuando se esfuerce por comer alimentos nuevos.
  • Crear el hábito de incorporar frutas y verduras en las comidas.
  • Si tienen edad suficiente, pedir que preste un poco de ayuda al cocinar la comida. Se ha comprobado que manipula los alimentos influyen positivamente en su aceptación.
Si necesitas más información, no dudes en contactar con nuestro centro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *